Opinion Agexport

El 2 de agosto recibimos la noticia que el Congreso de Corea ratifico el tratado de libre comercio con los países centroamericanos incluyendo Panamá, dejando por fuera a Guatemala.

Corea es la treceava  economía del mundo, y forma parte de los 4 tigres asiáticos. Los coreanos tienen un ingreso per-cápita de US$27 000. La Agricultura en corea es apenas un 2.2%, la  industria 38% y servicios 60%. Importan del mundo US$406 mil millones, por lo tanto, es un buen mercado con  51 millones de consumidores que demandan  productos guatemaltecos.

Sin un TLC, Guatemala  tiene que pagar impuestos de 30% para el banano, 27.5% para las legumbres y hortalizas y 30% para los preparados de frutas. Los camarones, de los que ya se tenía hasta pedidos, pagan un 20% de arancel. El ajonjolí  600%.Un TLC sirve para eliminar esos impuestos. En el caso del azúcar, se vendían más de  300 mil toneladas pagando el 3% de arancel, pero Corea firmó un TLC con Australia y Tailandia, exonerando a esos dos países de ese impuesto dando como resultado que sacaran a Guatemala del mercado coreano. Igual es la situación del café que sin duda a partir del 1 de octubre, llegará de Honduras, Nicaragua y Costa Rica con 0 arancel.

El espíritu de los TLCs es abrir mejores oportunidades para que Guatemala pueda enviar cada vez más productos al mundo. La razón lógica detrás de ello es que entre más exportemos, más se produce y más empleos se generan en el país.  En esta ocasión los centroamericanos firmaron menos Guatemala. No pudimos llegar a acuerdos internos. Sin duda   un TLC saca a la producción nacional de su zona de confort dentro del mercado local , pues la expone a competir con la industria del otro país.  Se dice que se está en desventaja pues Corea tiene productos más sofisticados, pero la experiencia de Guatemala con  un TLC con  Estados Unidos y Europa, que son quizás más competitivos que Corea, es que se incrementó el comercio. Con Estados Unidos que llevamos 14 años bajo un tratado, hemos crecido un 38% y con Europa que es más reciente, hemos pasado de un 4% a un 9%.

Es bueno mencionar que para los productos como acero, bebidas, papel, plásticos, cemento,  que son los del desacuerdo, Corea aceptó que entrarían a Guatemala sin pagar arancel hasta el año 2035, esto daba un espacio de 15 años para ajustarse, pero no se aceptó. Hubo también otra herramienta que daba protección a través de una cuota pero el  monto ofrecido por Guatemala fue muy bajo. Creímos que Corea nos esperaría, y al final la factura que tiene que pagar Guatemala es que tendremos que adherirnos a los “términos y condiciones “que negociaron los otros centroamericanos dentro de  lo que se llama el “Comité Conjunto”. En una nueva negociación estamos entrando con desventaja.

Nadie puede negar que tenemos que diversificar más los mercados. El mercado chino por muchas razones, es el futuro para diversificar mercados. Los candidatos  nos indicaron que cambiar Taiwán por China es políticamente muy difícil, entonces al  menos se debe hacer la adhesión al TLC con Corea lo antes posible y tragarnos el orgullo ante los centroamericanos. Eso nos pasa por no haber tenido la capacidad de tomar decisiones de Estado.

Fanny de Estrada
Fanny de Estrada
¿Te gustaría recibir las últimas noticias?
Suscríbete a nuestro Newsletter
Respetamos tu privacidad.