Qué esperar de la vacunación en el ámbito laboral | Agexport Hoy

Qué esperar de la vacunación en el ámbito laboral

171
0

La Asesora Legal de la Gerencia de Competitividad de AGEXPORT, Ana Contreras, presenta su columna de opinión publicada en el medio de comunicación Diario Centro América. Ana.contreras@agexport.org.gt

La vacunación es decisiva no solo para garantizar la salud de las personas, sino también para estimular la recuperación económica del país.  Es una de las acciones  más efectivas  que los gobiernos deben aplicar para generar inmunidad activa y prevenir fallecimientos a nivel comunitario y nacional.

Las empresas son un pilar importante para avanzar con mayor celeridad en el proceso  de vacunación de los trabajadores.  Al mes de abril de este año, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social reportó un total  de 1,386,576 afiliados, de los cuales 1,052,989 son contribuyentes del sector privado, el que comprende un grupo importante de la población que puede ser vacunado. 

Todos los centros de trabajo pueden promover y sensibilizar a los empleados sobre la vacunación a través de programas informativos que brinde  datos técnicos y confiables sobre la vacuna y su seguridad; cómo funciona, cuáles son los beneficios de vacunarse, y los efectos secundarios que pueden padecerse, así mismo que todos deben firmar un consentimiento antes de ser vacunado.   Podrán también implementar canales para la atención de consultas y seguimiento al personal ya inmunizado, lo cual apoyará a transmitir al resto de la organización las buenas experiencias.

Actualmente, la vacunación no es obligatoria, la Ley para el Financiamiento y Adquisición de Vacunas contra el Coronavirus COVID-19, aprobada en el mes de enero de este año por el Congreso mediante Decreto No. 1-2021, dicta que el derecho a la inmunización universal, gratuita, voluntaria e informada.

 Por su parte, la Organización Mundial de la Salud -OMS- y la Organización Panamericana de la Salud -OPS- promueven el uso de vacunas seguras y efectivas como herramienta protectora para ayudar a mantener a la población sana. Sin embargo, recomiendan que ésta no sea obligatoria en ningún país.

Independientemente del proceso de inmunización, se deberán continuar aplicando todas las medidas y protocolos empresariales para la prevención del SARV-COV2 emitidas tanto a través del Acuerdo Gubernativo No. 79-2020, como el Acuerdo del Ministerio de Salud Pública No. 146-2020,  el sistema de alertas sanitarias;  priorizando  en todo momento la salud y la seguridad en el trabajo.

La vacunación es crucial para reducir los costos de atención de la salud, mejorando productividad y el ausentismo laboral.