Opinion Agexport

La salida del Reino Unido de la Unión Europea se estará formalizando el 31 de octubre de 2019. Por esta razón Guatemala ha realizado los esfuerzos necesarios para crear y ratificar un acuerdo sustitutivo que le permita mantener su relación comercial.

Actualmente, los productos guatemaltecos que se exportan hacia el país europeo son: legumbres, moras, azúcar, café, plátano, cardamomo, ron y alcohol etílico. Además de constituir un socio comercial estratégico para el desarrollo económico, la oportunidad de seguir exportando repercute directamente en el desarrollo social del sector exportador, dado a los empleos que generan, así como la derrama económica que hay en la cadena productiva. Esto se debe a que productores guatemaltecos cumplen con los altos estándares de inocuidad y buenas prácticas que están respaldadas por certificaciones internacionales, tales como: GLOBAL G.A.P, SMETA Y GRASP.

Por ejemplo, la certificación GLOBAL G.A.P (Good Agricultural Practices, por sus siglas en inglés) fortalece a las empresas agrícolas en temas de inocuidad de alimentos, impacto ambiental y en la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores y animales. Una certificación es un conjunto de normas y procedimientos que velan por las buenas prácticas, abriendo espacios en el comercio internacional.

Otra certificación es la SMETA (Sedex Members Ethical Trade Audit, por sus siglas en inglés) la cual utiliza la Iniciativa de Comercio Ético y las leyes locales como herramienta de evaluación, a través de cuatro módulos: salud y seguridad, medio ambiente, estándares laborales y ética comercial. Revisa también el respeto a los derechos de los trabajadores, trabajadores inmigrantes, subcontratación, trabajo desde casa, y medioambiente. Uno de los grandes aportes de esta certificación es la garantía de prácticas éticas en sus procesos productivos y de gestión.

Y finalmente GRASP, la Evaluación de Riesgos Global G.A.P para las Prácticas Sociales (GLOBALGAP Risk Assessment on Social Practices, por sus siglas en inglés). Esta es una evaluación anual en temas relacionados a la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores. Algunos temas son: La inexistencia de trabajo de menores, educación escolar obligatoria para niños de empleados que vivan de la producción, y la existencia de representantes de los trabajadores ante la empresa – quienes generalmente son mujeres, impulsando así el empoderamiento de la mujer como resultado paralelo.

Productores y exportadores guatemaltecos han trabajado fuertemente en abrir un mercado exigente como es el británico, y lo han logrado. Perder esta gran oportunidad implica un alto costo en la actividad económica, específicamente en la tasa de empleos y divisas. La continuación de la relación comercial existente, la cual se estima que anualmente exporta $77.9 millones según datos del Banco de Guatemala, y, además, impulsa las buenas prácticas y ética comercial, es necesaria a nivel social y económico para el país.

Redacción AGEXPORT HOY
Redacción AGEXPORT HOY
¿Te gustaría recibir las últimas noticias?
Suscríbete a nuestro Newsletter
Respetamos tu privacidad.