Opinion Agexport

La Analista de la Gerencia de Competitividad de AGEXPORT, Wendy Mena, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital Perspectiva.

Cómo muchos otros jóvenes en Guatemala tuve que trabajar mientras cursaba la Universidad, un gran reto en un país con tan limitadas opciones de trabajo formal a tiempo parcial. A diferencia de otros, si encontré un empleo que me permitió terminar mis estudios y recibir un ingreso para cubrir con mis gastos. Contar con un empleo formal mientras estudiaba, me permitió descargar a mis papás una carga financiera significativa, adquirir la experiencia laboral que hoy muchas empresas exigen a profesionales recién graduados y aprender a administrar de una manera eficiente el dinero.

La oportunidad de estudiar en la universidad y contar con un trabajo formal se convirtió en una posibilidad para muchos otros jóvenes este año cuando el Ministerio de Trabajo finalmente emitió el Reglamento del Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo -OIT- sobre el Trabajo a Tiempo Parcial. Dicho Reglamento definió cómo las empresas pueden aplicar e interpretar esta modalidad de contratación que representa una oportunidad para tantas personas en busca de un empleo que les de la flexibilidad de realizar otras actividades, pero a la vez les brinde cobertura de Seguridad Social (IGSS), vacaciones pagadas, prestaciones laborales y todos los derechos de un trabajador a tiempo completo.

Lastimosamente aún existen organizaciones que no comprenden lo importante que es para jóvenes como yo encontrar un trabajo con horario flexible y cobertura social. Lo beneficioso que es para estudiantes, padres de familia o cualquier otro ciudadano, que existan oportunidades de laborar en una empresa por algunas horas a la semana con las mismas garantías que un trabajador a tiempo completo. No comprenden que lo que necesita el país son más opciones de empleos formales que se acoplen a las necesidades de cada persona.

Bloquean la aplicación del Reglamento para la Contratación a Tiempo Parcial alegando que es “Inconsecuente y ajeno a la realidad social, económica, política y laboral del país”. Lo inconsecuente a la realidad social es no permitir que se generen más oportunidades de trabajo flexible para los jóvenes que también quieren estudiar la Universidad; lo inconsecuente a la realidad económica es que una madre no tenga la opción de generar ingresos y estar más tiempo con sus hijos; lo inconsecuente a la realidad política es que un gobierno no pueda crear condiciones para generar más empleos por hora y lo inconsecuente a la realidad laboral es que no se permita a las personas elegir libremente si quieren un contrato a tiempo parcial.

Si estas organizaciones quisieran más empleos dignos y productivos en el país, aprovecharían herramientas como el Trabajo a Tiempo Parcial para dichos objetivos. Lastimosamente, únicamente obstaculizan la generación de empleo formal privando a muchos de un contrato por horas. Cómo alguien que se beneficio de un trabajo a tiempo parcial, pido a las autoridades que no dejen a otros sin la misma oportunidad.

Exportadores buscan ser terceros interesados ante la CC en caso del Reglamento de Trabajo por hora

Wendy Mena
Wendy Mena
¿Te gustaría recibir las últimas noticias?
Suscríbete a nuestro Newsletter
Respetamos tu privacidad.