Herramientas moleculares: Más que el futuro, nuestro presente | Agexport Hoy

Herramientas moleculares: Más que el futuro, nuestro presente

160
0

Por Daniel Penados de BIOLAB

Durante los últimos 50 años del siglo XX comenzaron a desarrollarse técnicas moleculares de gran potencial médico e industrial. Actualmente la pandemia por el COVID-19 hizo evidente la necesidad de aplicar de este tipo de herramientas, más sensibles y específicas, de manera rápida que permita la detección y seguimiento adecuado de la enfermedad ocasionada por el virus Sars- Cov-2.

El término diagnóstico molecular hace referencia a la identificación de microorganismos patógenos en enfermedades transmisibles como el COVID-19 o el VIH, y patologías de origen genético como el cáncer, utilizando herramientas basadas en el análisis genético y de proteínas. Actualmente el diagnóstico molecular aplicado a la salud y a la industria es una de las más versátiles y de mayor crecimiento, principalmente por el método PCR que es considerado el estándar de oro para la detección del virus SARS-CoV-2.

De acuerdo con la Global Industry Analysis, en el año 2019 el diagnóstico molecular en el mercado mundial representaba un valor de 9.1 mil millones de dólares, y para el 2021 tuvo un crecimiento del 20.7% para un valor mundial de 43.9 millones de dólares y con una proyección de crecimiento anual del 3.1% anual hasta el 2028. Por lo anterior, es fundamental considerar esta tecnología y su aplicación para el diagnóstico clínico e industrial.

A diferencia de otros métodos, las técnicas moleculares presentan una alta sensibilidad que permiten detectar concentraciones pequeñas de los microorganismos patógenos. Esto hace que sean una herramienta fundamental para la toma de decisiones.

Algunos métodos para el diagnóstico molecular como la PCR, la secuenciación genética, la espectrometría de masas, entre otras, son tecnologías que además de tener la capacidad de identificar patógenos virales o bacterianos, pueden detectar características genéticas que nos hacen más propensos a generar enfermedades, lo que permite un diagnóstico temprano, preciso y el diseño de un tratamiento personalizado. Un ejemplo de esto es la capacidad de evaluar las características genéticas de un determinado tipo de cáncer (por medio de la secuenciación de nueva generación) puede determinar cuál es el mejor tratamiento para seguir, aumentando la esperanza de vida del paciente.

Por otro lado, en el sector industrial, los requisitos comerciales de productos de exportación e importación son cada vez más exigentes para evidenciar el cumplimiento de los requisitos sanitarios y calidad de productos. En este caso, las herramientas moleculares ya son un estándar para la certificación, proporcionando tiempos de entrega rápidos y con tecnologías que se adaptan fácilmente a la identificación de nuevos patógenos. De esta manera las empresas, aseguran un tránsito seguro de sus productos a través de las fronteras.

Sin duda alguna, la pandemia por el COVID-19 cambió la manera en la que vivimos, tanto en la forma que convivimos unos con otros, así como las herramientas disponibles para lograr un diagnóstico certero y oportuno. Las técnicas moleculares son el ejemplo perfecto, como el diagnóstico de una enfermedad potenció un mercado, así como sucedió con las herramientas informáticas y las ventas en línea. El diagnóstico molecular era el futuro, pero la pandemia la hizo nuestro presente.

Redacción AGEXPORT HOY

Medio de comunicación que informa sobre los sectores de exportación de Guatemala.