Un intermedio para aprender sobre el quehacer legislativo | Agexport Hoy

Un intermedio para aprender sobre el quehacer legislativo

115
0
ana-paola

Ana Paola García, Jefe de Cabildeo de la División de Relaciones Institucionales AGEXPORT, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital Perspectiva.

Es normal que durante los meses de junio, julio y agosto poco se escuche del quehacer legislativo, esto se debe a que el Congreso entró en período de receso legislativo que concluye el 31 de julio. No significa que el edificio legislativo y las oficinas estén cerradas con un letrero en la puerta que diga “vuelva en agosto”, ni mucho menos que los legisladores se encuentren de vacaciones, tomando el sol en el caribe o paseando por las calles de Florencia disfrutando de un pintoresco paisaje. Por el contrario, es un momento crucial para el avance del trabajo legislativo y un buen momento para aprender más sobre la actividad parlamentaria.

Son cuatro las principales funciones parlamentarias pero previo a conocerlas es necesario tener presente lo que la Carta Magna estipula sobre las responsabilidades del organismo. La Constitución de la República de Guatemala establece que nuestro Estado es libre, soberano e independiente y posee un sistema de gobierno republicano, democrático y representativo, su poder emanar del pueblo y este lo delega en los tres poderes del Estado, Legislativo, Ejecutivo y Judicial, procurando dispersar el poder y evitando la subordinación de poderes.

Si bien Guatemala es una República Presidencialista, el Organismo Legislativo es quien mayor representatividad democrática refleja, principalmente por la manera en cómo está diseñando el sistema electoral. Por periodos de cuatro años los legisladores podrán ejercer sus funciones que son representar a sus electores, legislar de manera representativa y fiscalizar el manejo de fondos asignados a través del presupuesto de ingreso y egresos del Estado e interpelar a funcionarios como mecanismo de rendición de cuentas. Todos los ciudadanos pueden tener acceso al quehacer legislativo y demandar ser representados en cualquiera de las funciones.

Por periodos de cuatro años los 160 diputados electos son responsables de cumplir sus funciones a través de los distintos órganos internos como el Pleno, la Junta Directiva, Comisiones de Trabajo, Junta de Jefes de Bloque, Bloques Legislativos, entre otros. Las sesiones ordinarias donde se convoca al Pleno solamente se podrán llevar a cabo en dos periodos, del 15 de enero al 15 de mayo y del 1 de agosto al 30 de noviembre, siendo estos los momentos de mayor actividad.

Justamente nos encontramos en el cierre del receso legislativo, a menos de unos días de dar inicio al segundo periodo ordinario vale la pena ver hacia atrás sobre el legado del primer periodo ordinario del año. Se llevaron a cabo 42 sesiones ordinarias de las cuales, según datos del Informe del Primer Periodo de Sesiones Ordinarias realizado por la Alianza por un Congreso Eficiente, en promedio se contó la participación del 79% de diputados.

A pesar de la carencia de una agenda legislativa priorizada producto la alta fragmentación de los 19 bloques representados, el Pleno logró llegar a consensos y acuerdos políticos para la aprobación de iniciativas cruciales para la reactivación de la economía y modernización del Estado, siendo estas el decreto 2-2021 Leasing, decreto 5-2021 Simplificación de Requisitos y de Trámites Administrativos y el decreto 6-2021 Zonas Francas. Para atender la pandemia se aprobó la Ley para la Adquisición de vacunas contra COVID-19, decreto 1-2021. Con relación al sector justicia, se dio seguimiento a la elección de magistrados de la Corte de Constitucionalidad, Corte Suprema de Justicia, Salas de Apelación y otros tribunales de igual categoría y en relación con la función fiscalizadora se realizó la interpelación al ministro de Gobernación. Por último, las comisiones más activas fueron Economía y Comercio Exterior, Pequeña y Mediana Empresa, Turismo y Salud y Asistencia Social, entre otras.

Durante el receso parlamentario se dio un gran avance para la recuperación del sector turismo gracias al dictamen favorable emitido por las comisiones ordinarias de turismo y economía, la primera presidida por el Diputado Barahona del bloque BIEN y la segunda por el Diputado Neutze del bloque CREO. 

Ahora, ¿qué podemos esperar para el segundo periodo ordinario? Principalmente la discusión y aprobación del Presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado, discusión que consume los meses de octubre y noviembre. También que se retomen la discusión de iniciativas que ya cuentan con avance en el pleno como la Ley del Teletrabajo y Ley de Reactivación de Turismo, siendo la última una necesidad primaria para la reactivación de la economía y el rescate del sector turístico.

El segundo periodo ordinario del Congreso es crucial para la continuidad de la actividad del Estado, no solo por la aprobación del presupuesto sino por que da por terminado otro año más de representatividad, otro año más de oportunidades para tomar decisiones transcendentales que prioricen al país. ¡Bienvenido el segundo periodo ordinario!

Redacción AGEXPORT HOY

Medio de comunicación que informa sobre los sectores de exportación de Guatemala.