Teletrabajo, una oportunidad de ganar-ganar

355
0
asesorías especializadas para el sector exportador

La Asesora Legal de la Gerencia de Competitividad de AGEXPORT, Ana Contreras, presenta su columna de opinión publicada en el medio de comunicación Diario Centro América.  

La modernización tecnológica, la cobertura y calidad de las redes de alta velocidad,la banda ancha y el uso de dispositivos móviles han favorecido un ambiente co-presencial en la mayoría de los ámbitos sociales, lo cual ha permitido la transformación de muchas organizaciones, ya que cada vez para poder operar, demandan de un mayor uso de tecnología de la información, que de la misma presencia física de sus colaboradores.

El teletrabajo permite laborar en un lugar distinto al centro de trabajo, brindando beneficios importantes para las empresas que lo implementan porque aumentan su productividad por dotar de mayor bienestar laboral a su personal, dado que disponen de un ambiente más cómodo para trabajar, ahorrándoles tiempo de movilización y costos de transporte o combustible, y permitiendo al empleador brindar una retroalimentación más inmediata de los avances de las actividades.

La emergencia sanitaria del Covid-19 aceleró e impuso en muchos países del mundo al teletrabajo como una modalidad laboral. Guatemala no fue la excepción y, derivado del confinamiento y medidas sanitarias dictadas por el Gobierno de la República, las empresas de distintos sectores de la economía del país, como industria, comercio, servicios, contact center & BPO, lo aplicaron.

Actualmente, se discuten y analizan posibles proyectos de ley que pretenden regular esta modalidad, con el propósito de brindar certeza jurídica al teletrabajo.

En septiembre fueron presentadas en el Congreso de la República dos distintas iniciativas de ley; una de ellas plantea la creación de legislación propia, y la otra, reformar el Código de Trabajo para incluir un apartado específico.

Es importante que el instrumento jurídico que regule el teletrabajo sea claro, sencillo y flexible, que permita estimular la generación de empleo y la modernización de las relaciones laborales y que no, por el contrario, retroceda los avances y buenas experiencias que en la práctica han surgido.

El teletrabajo representa beneficios para la sociedad, ya que es una oportunidad para la inclusión en el mercado laboral de personas en condición de discapacidad, población vulnerable; así como madres cabeza de hogar, jóvenes y adultos mayores. Así mismo, mejora la calidad de vida de las personas, fomenta el trabajo en equipo y reduce los índices de contaminación por la disminución de la movilidad en las ciudades.

El teletrabajo impulsa el uso y apropiación de las nuevas tecnologías favoreciendo la competitividad de las empresas.