¿Por qué la Ley de empleo e inversión no sale?

148
0

por FannyImagínese que a usted lo contratan para dirigir una nave muy especial, la nave se llama Guatemala. El lugar al que se dirige, es el futuro de más de 14 millones de guatemaltecos que merecen un nivel mejor de vida, en  un país con oportunidades para todos, donde se pueda vivir en paz.

La nave para avanzar, al igual que en un juego electrónico, tiene que salvar obstáculos de gran envergadura, niveles de inversión muy bajos, infraestructura insuficiente, como tasa de natalidad muy alta, baja productividad del recurso humano, inseguridad, nivel bajo de educación, corrupción, impunidad, burocracia que hacen que la  velocidad a la que se avanza, sea muy lenta y muchas veces, provocan  que la nave, de un paso para adelante y dos para atrás.  De pronto, el piloto se da cuenta que hay un obstáculo muy grande que es el causante de muchos de los problemas, por lo tanto, si lo logra eliminar la velocidad para llegar a la meta,  se dispararía  casi en forma automática.

Ese gran obstáculo se llama desempleo, falta de oportunidades para que las personas tengan ingresos  y con ello, mejorar su alimentación, salud, vivienda y educación.

Afortunadamente en Guatemala el nivel de conciencia de la necesidad de generar empleo ya es muy   alto,  a tal grado que se ha convertido en el clamor número uno de la población. Las cifras de la falta de empleo formal son alarmantes. Los contendientes políticos lo saben y están listos para enarbolaren la campaña que se acerca, la bandera del combate al desempleo.

Para el gobierno actual el tema constituye uno de sus tres pilares de trabajo y por ello desde el inicio de su gestión se dio a la tarea de formular la propuesta de Ley de fomento a la inversión y empleo que fue entregada al Congreso de la República dentro de un paquete que se le llamó las Leyes de la Competitividad. Desde ese 15 de febrero de 2012, han pasado 2 años, tres meses y 10 días de intensas discusiones, múltiples reuniones, estudios, consultas con los ministerios involucrados y con sectores  interesados. Tienen información de cómo los vecinos se están llevando las empresas de Guatemala con programas muy agresivos de atracción a la inversión. Las comisiones y bancadas han estudiado la actividad económica adicional que se puede generar en la economía con rentas, construcción, servicios a empresas nuevas y como consecuencia  ingresos fiscales adicionales. La ley incluye requisitos de generación de empleo o montos de inversión para aplicar a la misma.

Como resultado de lo anterior, el proyecto tiene incorporadas 30 enmiendas productos de los consensos. Estas enmiendas incorporan disposiciones para que no tenga impacto negativo en la recaudación y norman cómo las empresas van a aplicar a la misma.

Cada día que pasa, hay consecuencias  como en la reciente convención de inversionistas que llegaron la semana pasada y a quien hubo que dar mil explicaciones y volverles a decir que nos esperen, que esta Ley ya va a salir. Todos sabemos que nadie va a invertir o arriesgar cuando hay incertidumbre.

Sea para los que están hoy a cargo del país, o para los que van a estar mañana, esta Ley es una herramienta clave para cumplir sus promesas de generar empleo, especialmente para los próximos, ya que los efectos de un instrumento de estos tarda más de un año. La pregunta es ¿por qué si todo está listo, por qué la Ley no sale?, ¿qué están esperando?

Este piloto y todo su equipo son seleccionados cada 4 años. Algunos escogen esta tripulación en forma muy consiente como usted amigo lector, otros lo escogen confiando en las promesas de campaña y otros por el pago de un almuerzo y un viaje en camioneta al centro de votación.

Avatar

Redacción AGEXPORT HOY

Medio de comunicación que informa sobre los sectores de exportación de Guatemala.