La indiferencia a la velocidad “0” | Agexport Hoy

La indiferencia a la velocidad “0”

196
0

Hace dos días en una reunión centroamericana, me toco sentarme al lado de  uno de los líderes más importantes de la Federación Centroamericana de Transporte. Un respetable guatemalteco   transportista  de carga  internacional, que tiene bajo su responsabilidad  administrar y supervisar    varios cabezales con  sus respectivos contenedores  que circulan por las carreteras, atravesando las fronteras de la región, llevando y trayendo productos  de exportación e importación.

La discusión en la mesa giraba alrededor de los vergonzosos 14 kilómetros por hora a la que circulan los camiones en Centroamerica. De pronto me dice, que quiere ver la realidad de lo que está pasando con los camiones de mi empresa en este momento?… Están tratando de cruzar la frontera Pedro de Alvarado entre Guatemala y El salvador. Saca su teléfono, me muestra la pantalla que está conectada al GPS de los camiones para controlar el lugar y la velocidad a la que están conduciendo los pilotos. Para mi sorpresa la pantalla mostraba VELOCIDAD “0”. El camión tenía 23 horas de estar parado haciendo una cola de contenedores de 9 KILOMETROS DE LARGO  esperando pasar. Esto no es ninguna sorpresa para quienes cruzan las fronteras. Es el día a día.

El tema aquí es, cuántos tomadores de decisiones se han preguntado el costo que implica para las pequeñas, medianas o grandes empresas del transporte  y  los dueños de los productos que van en los camiones,  estar parado durante horas y días en una frontera.

Para que tengan una idea un camión cuesta US$120.000, o sea un millón de quetzales  completamente parados, un piloto con sueldo y viáticos en un lugar inhóspito donde no hay mayores servicios, y riesgos de seguridad. Imagínese por un momento que usted está allí, esperando y esperando. En la medida que pasan las horas, la frustración lo va poniendo de mal humor. Si la cola que había el viernes era de 9 kilómetros, había 360 camiones  y 360 pilotos… (Un camión mide 22 metros de largo, más el espacio entre uno y otro, 25 metros) piense en el ambiente allí y en el disgusto del dueño de la carga que se comprometió a entregarla  un determinado día. Afine el lápiz y calcule lo que ganarían en un banco 360 millones de quetzales en dos o tres días, en vez de estar improductivos. Por el algo el dicho, “macho parado no gana flete”.

El sector del transporte de carga en Centroamérica que está integrado por hombres de mucha fuerza no solo física sino de carácter, aunque usted no lo crea, se ha profesionalizado. Cuentan con estudios y análisis muy serios, que muestran los 64 obstáculos con  que tienen que liderar todos los días. En sus documentos presentan aduana por aduana, país por país, autoridad por autoridad, lo que sucede. Lástima que no puedo pegar un archivo a este artículo para que pudieran leer esa pesadilla que exige a estos fuertes hombres tolerancia y bajada de cabeza porque tienen que entregar la carga a sus destinatarios. Sus líderes están cansados de presentar los problemas,  a los responsables de la integración centroamericana.

Los presidentes centroamericanos tienen que hacer algo para que el sistema funcione. Tienen que despolitizar la integración Centroamericana. Hemos sido testigos de los últimos  3 años perdidos de la Secretaria de Integración, por  caprichos políticos. Eso  no se vale, ni se vale la indiferencia a la incompetitividad  de la región y al desperdicio e indiferencia a la velocidad “0”.

Redacción AGEXPORT HOY

Medio de comunicación que informa sobre los sectores de exportación de Guatemala.