Impacto Rural

Desde 1992, Marsa abrió en Quetzaltenango como la primera escuela para enseñar a conducir vehículos livianos y pesados, su trabajo ha sido un ícono de esfuerzo para lograr la seguridad vial en la ciudad, actualmente es la única escuela que ofrece una pista de prueba para optar a las licencias de conducción y la primera en implementar un sistema de entrenamiento con soporte virtual.

Marsa fue una de las 18 empresas que el proyecto de USAID – Creando Oportunidades Económicas apoyó para ingresar al programa de aceleramiento empresarial Scalerator de la iniciativa Scale Up, coincidiendo con la apertura de su tercera agencia, la cual se ha visto potencializada en crecimiento a raíz del aprendizaje en el programa.

Creía que sería un curso más de los que había recibido, pero nos cambió la mentalidad desde la dirección hasta los colaboradores, habíamos tenido un crecimiento inercial desde hace 27 años, pero ahora será con fundamentos sólidos. Indicó el Director de la Escuela Marsa, Saúl Calderón.

Durante los siete meses que duró el programa, esta escuela de automovilismo creció un 30% comparado al año 2018, contrataron seis nuevos colaboradores y realizaron cambios estructurales en el manejo de su caja.

El equipo gerencial, fue retado por los profesores a abrir lo más pronto su agencia central porque tenían la capacidad y esto los llevaría a crecer en clientes.

Teníamos la capacidad, pero estaba dormida, así que aceleramos el proceso de traslado a las nuevas instalaciones, los mentores nos inspiraron y hoy vemos un crecimiento en clientes por abrir las nuevas instalaciones. Resaltó Calderón.

En su plan de crecimiento para este 2020, Marsa contempla lanzar productos nuevos como la aplicación, cursos en línea y venta de accesorios para vehículos, enfocándonos en la seguridad pasiva de los usuarios.
Desde el primer taller se nos abrieron los ojos; crecimiento es la palabra que me han dejado como inspiración diaria, el esfuerzo y la recompensa están en esa palabra. Enfatizó Calderón.

Desde 2018, AGEXPORT y la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (FUNDESA) forman parte del consorcio del proyecto Creando Oportunidades Económicas en el Altiplano.

“Potencializan su capacidad en ventas”

Andrea Vides
Andrea Vides
Guatemalteca, periodista desde hace 9 años. Apasionada por la comunicación. @avides_vgt
¿Te gustaría recibir las últimas noticias?
Suscríbete a nuestro Newsletter
Respetamos tu privacidad.