Cómo nos hemos reinventado | Agexport Hoy

Cómo nos hemos reinventado

200
0
maura-parra

Maura Parra, propietaria de Etzbal Guatemala y socia de la Comisión Productos Hechos a Mano de AGEXPORT. https://etzbal.com/

Hace unos días estaba en una reunión que nos pedía dar características de empresarios, en especial de pequeñas o medianas empresas, esto con el objetivo de ayudar a un hogar de ancianos enfermos de Alzheimer que está en riesgo de cerrar debido a la crisis mundial. El cuestionamiento surgió debido a los grandes problemas por lo que está pasando esta organización, como muchas empresas, donde está en riesgo no solo la salud de los pacientes, sino la gran cantidad de personas que están por perder sus empleos y los inversionistas que están temerosos de perder, en varios casos, los ahorros de su vida entera.

Durante el último año, ésta es una historia recurrente que se escucha por todos lados. En riesgo están los clientes, los empleados, los inversionistas y los propietarios. Lo cierto es que esta pandemia nos vino a mover el suelo a todos sin excepción y nos hemos visto obligados a reinventarnos, en algunos casos desde cero, para poder salir adelante.

Yo tengo la dicha de haber llegado a este hermoso mundo de Productos Hechos a Mano hace ya algunos años, y me atrevo a decir que fue un gran regalo que me ha dado la vida. Trabajar de la mano con diferentes grupos de artesanos, empresarios, y llevar a mis colaboradores a trabajar con otro enfoque, fue el inicio de tener al cambio como eje principal. Ha sido una gran aventura sin duda. Sin embargo, el 2020 nos obligó a llevar nuestra forma de trabajar a otro nivel, cuando nuestro producto dejó de ser un producto de primera necesidad y nos vimos en riesgo de cerrar, perdiendo así el trabajo de varios años, y también el hecho de dejar sin ingresos a nuestros colaboradores y artesanos con los que trabajamos. Eso fue lo más duro para mí.

En mi caso personal, me rehusaba a hacer lo mismo que los demás; las mascarillas pasaron a ser el producto principal para todas las empresas. Era tanto que de verdad no quería ser una más. Pero lejos de ser otra más, creo que es allí donde el sector Hecho a Mano es un ejemplo, no solo para Agexport, sino para Guatemala. Gracias a la insistencia de mi esposo, vi la oportunidad y decidí subirme al barco. La gran lección que aprendí es que trabajo en un sector en el que al cambio ser la más fuerte constante, tenemos la capacidad de reinventamos una y otra vez. Somos creativos. Si es necesario, colaboramos entre empresas y nos apoyamos. Al final todos tenemos el mismo objetivo.

Al no poder movilizarnos, el comercio en línea se volvió esencial, ya para quienes no estaban preparados fue la oportunidad perfecta para crear nuevos modelos de negocio, donde nuestros productos pudieran seguir llegando a nuestros consumidores dentro y fuera de Guatemala. Si bien somos una de las comisiones consideradas pequeñas en Agexport, nuestro trabajo genera empleo de forma indirecta a una gran cantidad de personas, fortaleciendo cada vez más una cadena de valor con eslabones cada vez más fuertes para nuestro país.

En nuestro caso, lo que buscamos fue utilizar materiales distintos como lona y otros materiales que, si bien no eran artesanales, nos permitieron cumplir con el objetivo principal de seguir siendo fuente de empleo logrando, de forma milagrosa, pagar las cuentas todos los meses, sin tener que despedir a un solo empleado. Logramos seguir trabajando con los artesanos que son parte de nuestro equipo e incluso buscamos a más artesanos para poder trabajar proyectos que dieron esperanza, color y frescura a un año donde el miedo, la incertidumbre y la tristeza habían sido una constante. Sabemos que no todos tuvieron la misma suerte que nosotros.

¿Cuáles fueron nuestras lecciones principales? En primer lugar, que el cambio es la única constante en todo lo que nos rodea, y que el éxito lo tiene quien tiene la habilidad de fluir y no pelear con lo que ya no es. Segundo, que cada quien tiene su sello personal y que muchas veces en la simpleza es donde se encuentra clave de todo. Y tercero y la principal, diría que trabajar con fe, entrega, integridad y optimismo, sumado al trato humano y de respeto con quienes nos rodean, se convierte en una fórmula que mágicamente hace que todo se mueva hacia la dirección del éxito.

El 2020 fue un año de mucho éxito y bendición para nosotros y creo que para el sector. Nos integramos como equipo como no lo habíamos hecho antes y fijamos una mancuerna de lealtad y compromiso con nuestros compañeros artesanos, formando un gran equipo que este 2021 nos está impulsando a seguir creando. Al final estoy clara que todo regresa al punto de relacionarnos con respeto y empatía, generando un impacto en nuestro círculo inmediato, logrando así un efecto multiplicador y es justo allí donde todos vamos avanzando como comunidad hacia un mejor país, hacia una mejor Guatemala.

Redacción AGEXPORT HOY

Medio de comunicación que informa sobre los sectores de exportación de Guatemala.