Fanny de EstradaEl martes de la semana pasada circuló una convocatoria a conferencia de prensa un poco sui géneris. Decía lo siguiente: CONVOCATORIA DE PRENSA

«Se convoca a los medios de comunicación, a la firma de convenio de cooperación entre MINTRAB, MINECO, SAT, MINGOB y el IGSS, para conformar el grupo de reacción inmediata, ante un posible caso de cierre de empresas que reciben beneficios según la ley de fomento y desarrollo de la actividad exportadora y de maquila, decreto 29-89 del Congreso de la República. La actividad será presidida por autoridades ministeriales».

Por una razón u otra la conferencia ya no se llevó a cabo, pero el tema es de interés, especialmente en estos momentos en que ha habido toda una batalla para aprobar la ley que evitará el cierre de las maquilas en Guatemala y, por el contrario, crear más empresas y más empleos.

Puedo entender que cumpliendo bien sus funciones y con compromisos internacionales en materia laboral, el Ministerio de Trabajo ya está preparado por si la Ley de promoción del empleo no sale en el Congreso y provoca un cierre que es inminente de estas empresas. Ese «Grupo de Reacción inmediata» busca que cierren como Dios manda, que cierren bien, cumpliendo con todas sus obligaciones antes de irse.

Felicitaciones al Ministro de Trabajo por cumplir con su función, aunque sea una función dura como lo es que se cierre una fuente de trabajo, especialmente en el caso del ministro Contreras que conjuntamente con el ministro De la Torre están luchando arduamente para que se generen más empleos.

En una discusión que lleva meses, hemos tratado de trasmitir sin éxito que cada institución de Gobierno tiene una función distinta. Al Ministerio de Economía le toca promover el desarrollo de las actividades productivas, fomento del comercio interno, la competitividad del desarrollo industrial y comercial. Fomentar la inversión. Al de Trabajo, hacer que se cumpla la legislación laboral y fomentar el empleo. A la SAT le toca aplicar la legislación tributaria, la recaudación, control y fiscalización de todos los tributos internos y todos los tributos que gravan el comercio exterior. Presentar denuncia, provocar la persecución penal en los casos de presunción de delitos y faltas contra el régimen tributario, de defraudación y de contrabando en el ramo aduanero.

Por su parte el Congreso ejerce la representación de los diferentes intereses sociales y se propicia el interés general, y con esa esperanza en mente, el pueblo elige a los que van a llevar su voz y van a velar por su bienestar. Sin lugar a dudas, la necesidad de tener ingresos y un empleo es la demanda número uno de los guatemaltecos, y por ello el Congreso tiene que asumir su responsabilidad de poner en la balanza si va a sacrificar la generación de empleos a cambio de que se siga tolerando la informalidad, la evasión, la corrupción, la impunidad y todo aquello que no permite al Gobierno hacerse de los recursos para cumplir su función. lleva meses, hemos tratado de trasmitir sin éxito que cada institución de Gobierno tiene una función distinta.

Al Ministerio de Economía le toca promover el desarrollo de las actividades productivas, fomento del comercio interno, la competitividad del desarrollo industrial y comercial. Fomentar la inversión. Al de Trabajo, hacer que se cumpla la legislación laboral y fomentar el empleo. A la SAT le toca aplicar la legislación tributaria, la recaudación, control y fiscalización de todos los tributos internos y todos los tributos que gravan el comercio exterior. Presentar denuncia, provocar la persecución penal en los casos de presunción de delitos y faltas contra el régimen tributario, de defraudación y de contrabando en el ramo aduanero.

La función del Congreso es legislar para que se recaude más y crear herramientas para que en Guatemala se puedan abrir más empresas, pero bien abiertas, con mucho empleo y no que se cierren las fuentes actuales. El votante puede pasarles la factura.

Andrea Vides
Andrea Vides
Guatemalteca, periodista desde hace 9 años. Apasionada por la comunicación. @avides_vgt
¿Te gustaría recibir las últimas noticias?
Suscríbete a nuestro Newsletter
Respetamos tu privacidad.