Tendencias y Negocios

Seguramente, los empresarios se han preguntado qué representan las normas y regulaciones técnicas (también conocidos como “normas no arancelarias”) al momento de exportar sus productos al extranjero.

¿Representan un obstáculo? o ¿más bien son una oportunidad para adaptarse, perfeccionarse y poder competir a nivel internacional con otros actores?, ¿De dónde surge la necesidad de adoptar este tipo de normativas? No más que de la demanda de los consumidores por adquirir productos que cumplan con altos estándares de calidad y seguridad. Para la Organización Mundial del Comercio (OMC), lo anterior se define como “obstáculos técnicos al comercio”.

Es fundamental conocer la diferencia entre una norma y una regulación. De acuerdo a la OMC, un reglamento técnico es “de carácter obligatorio”, instituyendo las cualidades de los productos o los métodos de fabricación de los mismos; al momento de ingresar al mercado objetivo, ya debe cumplir con dichas reglamentaciones; mientras que, por otro lado, una norma es “voluntaria” y si bien pueden colocarse los productos a la venta en el mercado objetivo, es probable que los consumidores no elijan el bien y opten por el que sí cumple con las características de tamaño, color o calidad, entre otros.

Un claro ejemplo, a nivel internacional, son las regulaciones técnicas que exigen algunos países en materia del correcto etiquetado de los productos, que van desde alimentos, bebidas, medicamentos, cosméticos, detergentes, juguetes, entre otros. La Unión Europea, Estados Unidos, Japón, México, Chile, Ecuador, entre otros, reclaman este tipo de cumplimientos, sumado a otro tipo de exigencias tales como el registro de las fábricas o algún otro trámite necesario.

¿Qué se puede hacer los exportadores guatemaltecos? No cabe duda que la alternativa más adecuada es conocer, estudiar y abocarse a los expertos en la materia. Si lo que busca es exportar y tener éxito en el extranjero, una parte muy importante es el cumplimiento de estas normativas. ¿Qué sucede si no se cumple? El costo de oportunidad resulta ser muy alto, las pérdidas monetarias muy significativas.

De esa cuenta, AGEXPORT a través de la Unidad de Inteligencia de Mercados del Departamento de Desarrollo y Promoción Comercial,  cuenta con el servicio de asesoría para los exportadores, con el fin que puedan cumplir correctamente con las normativas y regulaciones que exige cada país al que desee incursionar.

Si desea mayor información de este servicio, puede comunicarse a los correos electrónicos: ines.valle@agexport.org.gt o maria.alvarez@agexport.org.gt o al número de teléfono: 2422-3663

Inés Valle
Inés Valle
Internacionalista. Fanática por la lectura, la fotografía y Guatemala. @inteligencia_me
¿Te gustaría recibir las últimas noticias?
Suscríbete a nuestro Newsletter
Respetamos tu privacidad.