Sostenibilidad Empresarial

vivian

Tras el renombrado Acuerdo de París aprobado en diciembre de 2015, que busca limitar el aumento de la temperatura media mundial para que se mantenga entre 1.5 a 2 grados,  se realizó un año después la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Marruecos (COP22) dando seguimiento a los compromisos y así desarrollar mecanismo de implementación.  Funcionarios de AGEXPORT estuvieron participando como parte de la Delegación Oficial de Guatemala.  Y dieron a conocer algunas de las tendencias y retos que implica para el sector privado la entrada en vigencia del Acuerdo de París.

Como parte de los resultados de la COP22, los países aprobaron la Declaración de Marrakech, que hace un llamado a avanzar hacia una nueva era marcada por el más alto compromiso político ante el cambio climático, de solidaridad con los países más vulnerables, a incrementar la ambición como un asunto urgente, a incrementar los flujos financieros y el acceso a financiamiento, y al involucramiento de actores no gubernamentales.

En este contexto, los países desarrollados, reafirman en la COP22, su compromiso de movilizar financiamiento por hasta 100 mil millones de dólares para cumplir la meta de que él se llama a la acción antes de 2020, tomando en cuenta las necesidades y circunstancias especiales de países en desarrollo, los Países Menos Desarrollados y aquellos más vulnerables a los efectos adversos al cambio climático.

El cambio climático es un asunto estratégico con un impacto significativo en el comercio internacional. Los negocios responderán a los cambios que afecten su posición en el mercado y el cambio climático es uno de ellos. Por lo tanto, se requiere: nuevas formas de pensar, nuevos modelos de negocio y un proceso acelerado de adaptación al cambio climático. Algunas de las tendencias de interés para el sector privado son los siguientes:

Los países más desarrollados han iniciado un proceso de descarbonización que implica un crecimiento económico bajo en emisiones de CO2, a través de la innovación y transferencia tecnológica para generar productos con bajo carbono. El reto del sector privado de Guatemala, principalmente del sector exportador, radica en que las empresas globales exigirán cada vez más la eficiencia en sus cadenas de proveedores. Está descarbonización se convertirá en un aspecto de sobrevivencia, pero también en un aspecto de competitividad. Representando una oportunidad de nuevas empresas y negocios de servicios ambientales para el sector empresarial, algunas vinculadas a:

  • Energía renovable y eficiencia energética en industrias, barcos y transporte pesado.
  • Ciudades inteligentes, sostenibles y con bajas emisiones de carbono.
  • Construcción con certificado LEED, eficiencia energética.
  • Tratamiento de agua y desechos sólidos.
  • Transporte: futuro eléctrico y/o hidrógeno, bicicletas, buses eléctricos, metros etcétera.
  • Tecnologías limpias para industrias, ciudades.

Para Guatemala, siendo uno de los países más vulnerables al cambio climático, la adaptación para enfrentar sus efectos se vuelve una prioridad.  La premisa básica es: Adaptarse para sobrevivir, producir con respeto al medio ambiente y sin perder de vista el uso apropiado de las materias primas. Se estima que para 2030, la mayoría de los vehículos serán eléctricos, además habrá un repunte de la agricultura climáticamente inteligente.

Para abordar el reto que implica el cambio climático, se hace necesaria la innovación, la transferencia de tecnología y la formación en varios niveles. Las empresas deberán innovar en sus formas de producir, identificar nuevos productos y mercados, ser más eficientes y responsables con el medio ambiente para ser competitivos y permanecer en los mercados dinámicos.

Todo esto, también implica la necesidad de búsqueda de financiamiento, para apoyar a las empresas en su proceso de transición hacia una economía baja en carbono y principalmente para crear las condiciones que mejoren la resiliencia y reduzcan la vulnerabilidad, principalmente relacionadas a pérdidas de empleos, ingresos y el deterioro ambiental.

A nivel nacional, el Gobierno de Guatemala debe trabajar en alianzas público-privadas, desarrollar políticas públicas a largo plazo en temas de cambio climático, promover políticas que den incentivos al uso de tecnologías limpias que reduzcan emisiones y la gestión de fuentes de financiamiento para apoyar los esfuerzos del país y del sector privado.

En la COP, se dan cita miembros de Gobierno, del sector privado, de organismos no gubernamentales y de sociedad civil, con el fin de discutir agendas, estrategias y programas enfocados a mitigar los efectos del cambio climático y mejorar las capacidades de adaptación de las poblaciones más vulnerables.

Rolando López
Rolando López
Comunicador de profesión, me encanta todo lo relacionado con la información y la tecnología. @rol3r
  • Etiquetas:
  • COP

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter