Sector Agrícola

Brigadas Fitosanitarias Comunitarias es la metodología que el Comité de Cardamomo de AGEXPORT junto a las comunidades productoras de la Franja Transversal del norte (Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz e Izabal) han implementado durante los últimos 5 años, para luchar contra la plaga del Thrips.

Esta metodología utilizada por exportadores y productores de cardamomo, se basa en la capacidad organizativa de la comunidad.  Adicional, como parte de la misma, el año pasado (2016) con el apoyo del Programa AL-Invest 5.0 programa financiado por la Unión Europea,  el Comité de Cardamomo de AGEXPORT realizó visitas de asistencia técnica a los agroservicios y centros de distribución de insumos para dar información técnica sobre el cultivo de cardamomo y recomendaciones para el manejo de plaguicidas, incluso a nivel del agroservicio.

Para este año (2017), el Comité de Cardamomo de AGEXPORT, con sus propios recursos, ha continuado esta labor, buscando que los agroservicios recomienden los pesticidas que están permitidos por los mercados internacionales para el cardamomo, como una medida de prevención y educación. Este proyecto se trabaja con  250 asociaciones de productores para que sigan invirtiendo en el control de la plaga, el cual se refleja en la calidad del fruto cosechado, y por ende en el precio de venta del mismo en el mercado nacional, dado que un grano verde sano puede alcanzar hasta 4 veces más el precio, del que ha sido dañado por la plaga del Thrips.  Informó el Presidente del Comité de Cardamomo, Jorge Mario del Cid.

La metodología utilizada para este proyecto de buenas prácticas, consiste en la formación de 2 ó 3 jóvenes de la comunidad en el manejo de la tecnología de control de la plaga (plaguicidas, mezclas, alcalinidad del agua, entre otros.) y en la compra a nivel de la asociación o cooperativa de una bomba de mochila motorizada, con la que se consigue una gota más fina, capaz de penetrar lo más profundo de la planta de cardamomo, y el equipo de protección personal, que consiste del traje protector, la mascarilla, lentes, guantes y botas de hule.

Luego la asociación se pone de acuerdo y compra el plaguicida, coadyuvantes, y demás insumos necesarios para prestar el servicio de control fitosanitario, y lo aplican a las parcelas de los socios de la Asociación o Cooperativa, así como a los miembros de la comunidad en general, interesados en mejorar la calidad de su producto, Resaltó del Cid.

 A decir del Presidente del Comité de Cardamomo  unas de las asociaciones que han trabajando bajo la metodología de Brigada Fitosanitaria ha sido la Asociación Campesina de las Flores Chitoc, una comunidad del sur del municipio de Cobán, que cuenta con 50 hectáreas de cardamomo, y su propia secadora para no depender de los intermediarios.

Cerca de 2 millones de personas que viven en las áreas más lejanas del país se benefician del cultivo del cardamomo, es por ello que vemos con buenos ojos la disposición de algunos alcaldes de la región de implementar programas de trabajo en conjunto con  el Comité de Cardamomo de AGEXPORT. Reveló Del Cid.

Andrea Vides
Andrea Vides
Guatemalteca, periodista desde hace 7 años. Apasionada por la comunicación. @avides_vgt

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter