Opinion Agexport

La Gerente del Sector de Contact Center y BPO AGEXPORT, Ninoshka Linde, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital Perspectiva.

En Junio 2016 escribía en mi artículo acerca de la necesidad del trabajo a tiempo parcial y desde mi perspectiva, la ventaja que hubiera sido para mí como profesional el tener la opción de escoger un trabajo en el que pudiera combinar de una mejor manera mi vida familiar y profesional; 7 meses después celebro la ratificación del Convenio 175 de la OIT que permitirá a muchas madres esta oportunidad.


El martes 17 de enero en el pleno del Congreso con 102 votos a favor la ratificación del Convenio 175 se logró a través del Decreto 2-2017, un buen paso hacia la competitividad y una excelente solución para mitigar el subempleo y el desempleo existente.  


Sin embargo, luego de este acontecimiento han habido algunos, quisiera creer que por completo desconocimiento de los beneficios que éste tendría para los empleados, que se han opuesto y amenazan con impugnarlo.  Lo que a mi parecer sería un gran retroceso para el país y un gran golpe para los miles de guatemaltecos que podrían beneficiarse con un trabajo con prestaciones de ley, orientado a su disponibilidad de horario y a brindarle una mejor calidad de vida.

¿Por qué hemos impulsado desde hace más de 8 años esta ratificación? Porque existen oportunidades para generar empleo formal a grupos vulnerables como amas de casa, jóvenes y personas con capacidades diferentes, que no pueden trabajar a tiempo completo y el tiempo parcial se convierte en una opción de ingresos para el sostenimiento de su familia. Acciones como la ratificación del Convenio 175 de la OIT que permite la contratación por hora son necesarias para dar un salto hacia la flexibilidad laboral que el país requiere.

El objetivo del Convenio es promover el empleo de tiempo parcial, es decir, que un trabajador devengue un salario por hora.  Se fundamenta en la necesidad de contar con un empleo productivo y libremente elegido; la importancia que tiene para la economía el trabajo a tiempo parcial,  el valor de nuevas posibilidades de empleo con prestaciones de seguridad social.

Al analizar las ventajas que traería para el país, la ratificación de este Convenio, es importante verlo desde lo que aporta a las partes involucradas, trabajadores y empleadores; así como para el gobierno y el país.

Los trabajadores tendrían la opción a trabajar por hora contando con todas las prestaciones de ley.   Como ejemplo,  abre la posibilidad a que un ama de casa trabaje algunas horas fuera de su hogar o que un estudiante opte por una jornada corta que le permita pagar sus estudios o que una persona de la tercera edad tenga un trabajo complementario. Para aquellos que necesitan un segundo ingreso les permitiría optar por opciones de fin de semana o en horarios parciales, permitiendo un mayor ingreso al hogar.


A los empleadores brinda la certeza jurídica para verse motivados a la contratación parcial como una solución para atender variaciones en la demanda,  ser más eficientes y enfrentar la competitividad mundial.


Al gobierno le permitirá contar con nuevas fuentes de trabajo formal, ocupar a la población que anualmente llega a la edad de trabajar y afrontar el subempleo.  La encuesta nacional indica que 8 de cada 10 trabajadores no cuentan con un empleo formal.

Motiva además, la atracción de inversión extranjera directa (IED)  e inversión local en actividades productivas que por su naturaleza requieren de horarios parciales y que son las de mayor crecimiento en exportaciones,  vital,  por su impacto en la productividad del país.

Lo más importante es que la ratificación del Convenio brindará certeza jurídica de las relaciones de trabajo tanto a las autoridades como a los trabajadores y empresarios, garantizando el absoluto y total respeto a las medidas de protección al trabajador como seguridad social, vacaciones, licencias, maternidad, terminación de la relación laboral.

Este es el primer paso, solo pedir que no se dé marcha atrás a lo que tantos años ha costado. En adelante corresponde adecuar la legislación de tal manera que potencié lo contenido en  el Convenio y permita así la flexibilidad, que es el objeto de todo.

Hoy puedo decir felicitaciones al Congreso.

Andrea Vides
Andrea Vides
Guatemalteca, periodista desde hace 7 años. Apasionada por la comunicación. @avides_vgt

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter