Opinion Agexport

La Asesora Legal de la Gerencia de Competitividad de AGEXPORT, Ana Contreras, presenta su columna de opinión publicada en el medio de comunicación Diario de Centro América.

Desde principios del 2017 que Guatemala suscribió el Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que regula el trabajo a tiempo parcial, lo incorporó como parte de su legislación nacional vigente. El objetivo principal del convenio es regularizar las relaciones entre patronos y trabajadores que presten servicios con una jornada inferior a la ordinaria.

A los más de 2 años de la aprobación de este instrumento internacional, continúa el debate y proceso de consenso para su implementación. Esto hace indispensable que se emita reglamentación adecuada, que brinde certeza a los sujetos que formen parte de estas nuevas relaciones de laborales y facilite también al Estado su función de verificar el correcto cumplimiento. A finales del 2018, se presentó al pleno del Congreso de la República la iniciativa 5477, la cual dispone aprobar la Ley Reguladora del Convenio Internacional 175, entre los aspectos que proyecta normar, se encuentra lo relativo a la cobertura de la seguridad social, prestaciones laborales, contratos y salud ocupacional. Actualmente, este proyecto se encuentra en la Comisión de Trabajo de dicho organismo, en proceso de la emisión del dictamen correspondiente, esperando agotar el proceso legislativo para su aprobación como decreto.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo y Previsión Social ha realizado avances importantes como institución, dictando lineamientos para la efectiva aplicación de esta modalidad y velando por su debida interpretación en el marco de un sistema laboral inclusivo. La inserción de esta nueva modalidad de contratación laboral es un derecho de las personas de mayores oportunidades de poder contar con un empleo digno, productivo y libremente elegido y para la economía del país, de más alternativas para superar el subempleo y la informalidad.

El trabajo a tiempo parcial es un nuevo estímulo para la creación de nuevas plazas en el país, no se contrapone o compite con la jornada completa, ya que no la limita. Guatemala ya cuenta con legislación que regula el trabajo a tiempo parcial y fija el salario por hora lo cual, facilitará su utilización. El trabajo a tiempo parcial permite al trabajador adaptar la prestación de sus servicios a sus necesidades y responsabilidades personales, con oportunidad de entrar o permanecer en el mercado laboral.

Ana Contreras
Ana Contreras
¿Te gustaría recibir las últimas noticias?
Suscríbete a nuestro Newsletter
Respetamos tu privacidad.