Opinion Agexport

El Director de la División de Desarrollo de AGEXPORT, Iván Buitrón, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital Perspectiva.

Mientras nos entretenemos diariamente en la telenovela permanente de nuestras tragedias cotidianas como la corrupción, la debilidad de las instituciones del Estado, los abusos sindicales, las crisis permanentes que tocan fondo como el caso del Hogar Seguro, las diferentes líneas de desfalco a los recursos del Estado, los nombramientos de los amigos en cargos que requieren competencias claras y experiencia para conducir el destino del país por los senderos del desarrollo integral para nuestro pueblo; el mundo cambia y  avanza a toda velocidad y nos deja con un enorme rezago que nos coloca en los últimos lugares de pobreza, desarrollo y competitividad.

Esta situación nos coloca en una posición de enorme vulnerabilidad, es decir, aparte de que según el World Risk Index de 2015 somos el 4 país más vulnerable a nivel mundial, las situaciones antes descritas hacen que nuestro atraso cause situaciones extremas que son cada vez más difíciles de recuperar. La situación de pobreza y desnutrición que afecta a más de la mitad del país, son extremos que nos van situando en un grave rezago y distanciamiento de objetivos como el desarrollo humano, la generación de desarrollo y bienestar, con equidad, justicia y sobre todo una vida digna para todos.

Porqué nos rezagamos tanto?. Porque con la IV revolución industrial que ya comenzó, los avances tecnológicos y las tendencias de consumo mundial, generan cambios revolucionarios a una rapidez que en Guatemala causan impactos que aquí muchos ni se imaginan.

Mientras en el mundo cambian rápidamente los paradigmas, con cambios dinámicos que exigen nuevos productos, servicios y una mejor calidad de vida, aquí todavía seguimos con discursos y discusiones que hace rato están superadas y seguimos viendo micos y fantasmas aparejados con una visión a veces muy paranoica de lo que sucede.

Los liderazgos son muy importantes en la visión estratégica y hacia dónde donde nos conducen. Vamos creciendo y evolucionando, por eso es tan importante preparar a nuestros líderes e identificar con urgencia prioridades e inversiones estratégicas que nos lleven a un destino mejor. Si estos liderazgos no son capaces de influir y llevarnos a adoptar los cambios necesarios para enfrentar los desafíos actuales y del futuro, no tendremos posibilidades de lograr esa mejor calidad de vida que todos estamos añorando.

Pero el extremo más grande es que esta situación tan crítica no tendría razón de ser en Guatemala si nos damos cuenta que estamos en un país maravilloso, de una riqueza humana, natural, de clima, de culturas, de paisajes espectaculares, es decir un país que lo tiene todo para ser exitoso y ejemplar.

Insisto mucho en la urgencia de un pacto nacional, en donde nadie deje sus visiones, ideologías, pero hagamos un paréntesis, necesitamos entrar en un modo de crítica constructiva, capacidad de propuesta y buscar consensos y empatía sobre una nueva visión país.

Al mismo tiempo que necesitamos generar desarrollo a través de empleo e ingresos sostenibles, necesitamos entender que no lo podemos hacer sin consensos, sin infraestructura, sin inversiones estratégicas. Por nuestras brechas y rezago, necesitamos entender que no solo nos debe preocupar un tema, por ejemplo, las ciudades intermedias no pueden o nunca podrán, dar espacio a toda la población rural y además estas ciudades necesitan alimentar a sus habitantes, necesitan de los alimentos y productos del campo.

Es decir, aquí necesitamos del aporte de todos y cada uno de los sectores para construir un nuevo país. Si seguimos polarizados, defendiendo posiciones extremas, o, al contrario, en mesas de discusiones interminables donde todos deben decidir sobre todo, tampoco será posible.

Necesitamos una agenda de país que priorice temas y abordajes, con una visión de mediano y largo plazo, esta es una necesidad urgente. Con el presupuesto nacional no se puede “tratar” de arreglar todo el país cada 4 años, como muchos de nuestros líderes creen que lo harán cuando llegan al poder. Cada 4 años se tira lo que hizo el gobierno anterior y se vuelve a empezar de 0, y esto también lo he visto hacer a personas con buen prestigio ocupando puestos públicos.

Los cambios se necesitan en todos los niveles y en todos los sectores. Cada uno de nosotros debe aportar en “acercar mundos”, Guatemala requiere de consensos y propuestas que nos permitan generar los millones de empleos que se necesitan de urgencia, realizando inversiones estratégicas en la reducción de pobreza, educación, salud y desarrollo económico sostenible. Tenemos todo para lograrlo !!.

Ivan Buitron
Ivan Buitron

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter