Opinion Agexport

Concéntrese e imagine lo siguiente: usted está en Acul, Quiché, y visita la escuela. Observa que la maestra enseña matemáticas con un atractivo video. En otra clase pasan un video de historia. Le llama la atención un grupo de adolescentes que ven una película de producción de vegetales, empacarlos y transportarlos en la clase de emprender negocios.

El director le cuenta que sabe cómo bajar en segundos de la computadora videos, juegos, acordes a las edades, con imágenes nítidas que fascinan a los niños. El Ministerio ha hecho varios videos en idiomas nativos. Eso no sería posible sin internet de alta velocidad.

De regreso pasa por Santa Cruz del Quiché, visita el hospital. Ve a un médico joven que por una gran pantalla está consultado unas radiografías con un traumatólogo, un especialista en Medicina Interna y un cirujano del San Juan de Dios, quienes le indican cómo proceder. Toda esa experiencia puesta al servicio de un poblador que jamás tendría la posibilidad de sobrevivir si no fuera por un internet veloz que lo permite.

Al llegar a Los Encuentros, gran cola de vehículos por un derrumbe. En la estación de bomberos muchas pantallas muestran la tormenta. Conred instruye a pobladores sobre cómo proceder. Imaginémonos las aduanas, fronteras, puertos y aeropuertos con los procesos en línea, sin espacios para la corrupción.

La 4G logrará llevar a toda la población del país conocimiento, democratizar las oportunidades, convertir un territorio físico que separa en una nación digital que lleva al desarrollo.

La SIT —que está muy clara de lo anterior—, las Cortes, Guatel, las empresas involucradas en la licitación de las frecuencias de la 4G que aún le quedan al Estado saben muy bien que hay 180 Mega Hertz (MHz) disponibles, de los cuales la SIT ya tiene 80 libres para disponer de ellas, que son 70 MHz los que hay que mover de “reservadas” a “ser reguladas” por la SIT porque en ley es a quien corresponde y no a Guatel .Que el Inde tiene 30 guardadas.

La licitación del 2015 que licitó 45 MHz fue cuestionada por siete recursos del Inde, 16 del Micivi, 1 de Guatel, 1 amparo de la Panameña Telecom y de una abogada. Todo ese enredo tiene solución que está en manos de la Corte de Constitucionalidad. Por favor, no cometan el error de enviar el tema al Congreso.

Las empresas involucradas, transparenten el legítimo derecho que tienen a tener más espacio de banda, pero háganlo porque prestan el servicio más ágil, de calidad, más barato y pagando al Estado el precio justo en libre competencia, para que con esos millones de dólares se pueda dotar a las escuelas, institutos, hospitales, entre otros, de esa tecnología que llevará al desarrollo.

Andrea Vides
Andrea Vides
Guatemalteca, periodista desde hace 7 años. Apasionada por la comunicación. @avides_vgt

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter