Opinion Agexport

El Director de la Red I+D+i de AGEXPORT, Ricardo Santa Cruz, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital República.GT

Las modas son pasajeras, mientras que las tendencias trascienden a largos plazos, al igual que hay términos y conceptos que trascienden o que vinieron para quedarse. Globalización, productividad e innovación son ejemplos de ello.

Brevemente; globalización implica pensar y actuar más allá de las fronteras; significa aceptar desafíos que hoy, en la era digital, se han acentuado. Productividad, que no producción, implica alcanzar los mejores resultados, por cada unidad o factor de la producción utilizado; léase: los mejores rendimientos por hora, metro cuadrado, litro de agua, kw, litro de combustible, etc.

Hoy se habla de Innovación; indispensable para competir globalmente. Participar en mercados globales requiere pensar y tomar decisiones globales. Y solo piensa y toma decisiones globales, aquella persona que suele pensar y actuar “fuera de la caja”, aquella persona sagaz que decide participar en mercados dinámicos, altamente exigentes, donde solo participan quienes han hecho el esfuerzo de desarrollar una oferta exportable.

Desarrollar Oferta Exportable, implica cumplir con la expectativa de consumidores y mercados internacionales, altamente exigentes, que tienen ante sí la potestad de elegir productos/servicios originarios de diversos países y proveedores.

Hoy en día, los consumidores están mejor informados y tienen acceso a diversidad de productos y proveedores, razón por lo cual es indispensable la diferenciación de la oferta si se quiere tener posibilidades de motivar la compra y acceder a su bolsillo.

En consecuencia, la clave para el éxito radica en mejorar índices de productividad para contar con mejores márgenes de maniobra en la negociación de precios y demás condiciones de mercado; pero, además, ofreciendo un producto diferenciado. Un producto que agregue valor al cliente, pero también al fabricante/proveedor; en una palabra, un producto innovador.

Creador e innovador son dos características deseables, en la persona, que contribuyen a desarrollar esa oferta diferenciada; que en algunos casos se refleja en una mejora, pequeña o grande, en el producto per sé, en otros, en una nueva forma de gestionar el negocio y en el mejor de los casos en un desarrollo, invento o descubrimiento patentable.

Alcanzar ese nivel de realización exige de un ecosistema que favorezca la investigación, desarrollo e innovación. Un clima propicio que estimule a los investigadores y centros de investigación a invertir sus mejores esfuerzos en atender demandas de las diversos sectores sociales e industrias productivas. Un reto que los guatemaltecos no podemos eludir; tema que abordaremos en próxima ocasión.

Ricardo Santa Cruz
Ricardo Santa Cruz
¿Te gustaría recibir las últimas noticias?
Suscríbete a nuestro Newsletter
Respetamos tu privacidad.