Opinion Agexport

El Director de la Comisión de Turismo Sostenible  de AGEXPORT, Alfonso Muralles, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital Opinando Gt.

El Instituto Nacional de Estadística, INE, es la entidad del estado guatemalteco que tiene la función clave de proporcionar los datos necesarios para la toma de decisiones que impactan el futuro del país. Saber cuántos somos y cómo estamos distribuidos en la geografía nacional es muy importante. La asignación de recursos y fijación de prioridades depende de ello, más que de voluntades o complacencias políticas.

Es fundamental medir las condiciones de vida de la población. Los resultados de una Encuesta Nacional de Condiciones de Vida – ENCOVI, la más reciente levantada en Guatemala fue en 2014 y conocimos sus resultados en diciembre de 2015, entre muchos otros datos, importantes todos, reportó que la familia guatemalteca, en promedio, ha ido reduciendo el número de sus integrantes. Si por mediciones anteriores sabíamos que a una familia la integraban 5.3 miembros, la ENCOVI 2014 nos corrige el dato a 4.7 y con tendencia hacia la baja. Sólo ese dato, emanado de una encuesta hecha por el mismo INE, con organizaciones independientes respaldando la solidez técnica del evento, debe haber generado un impacto en otras mediciones vinculadas con el costo de la canasta básica, por lo menos desde que se conoció el resultado.

Si el tamaño de la familia tiende a reducirse, como ha sucedido en todo el mundo, también el número de personas que ejercen un trabajo asalariado o tienen un “su” negocito, sean estos formales o informales, en una familia ya es, en promedio, más de uno, sin llegar a dos, y con tendencia al alza.
La preocupación por la sana estadística es internacional. La Coalición Global de Salarios Mínimos, Global Minimum Wages Coalition, su nombre en idioma inglés, integrada por respetadas instituciones de cobertura mundial, hizo recientemente una medición en una región de Guatemala, tal como lo viene haciendo en diferentes partes del mundo, con la intención de apoyar los esfuerzos de los trabajadores por obtener salarios justos. Toma en cuenta la combinación de contenido calórico con pertinencia cultural El alcance del resultado de dicha medición, siendo geográficamente parcial y sin pretender ser vinculante sino eminentemente referencial, sin ningún otro respaldo más que la reconocida seriedad y la puesta en juego de la reputación de los integrantes de la coalición, reportó un monto para cubrir la canasta básica de casi el 50% del monto que indica el INE.

El peso de los alimentos y bebidas que tiene para la inflación interanual guatemalteca al compararlo el mismo rubro con los otros países de Centro América es tan desproporcionadamente elevado que aparece en este escenario como otra señal de alarma.

Si el Gobierno de Guatemala y su gabinete económico; el Banco de Guatemala y la Junta Monetaria; los sistemas de pensionados de entidades descentralizadas; y otros que tienen por ley y disciplina confiar en las estadísticas oficiales están tomando decisiones basadas en información que no es certera, y si esto trae años de acumulación, la corrección de rumbo es impostergable. Inaplazable.

Alfonso Muralles
Alfonso Muralles
  • Etiquetas:
  • INE

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter