Opinion Agexport

El Director de la Comisión de Turismo Sostenible  de AGEXPORT, Alfonso Muralles, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital República.GT

Hace unas semanas y a raíz de la captura del ex Viceministro de Economía, Enrique Lacs, con una orden falsa presumiblemente “tramitada” por empresarios que se sintieron afectados por medidas tomadas durante su gestión, un columnista de opinión escribió pidiendo con vehemencia la autodepuración del sector privado. Mafias empresariales les llamo. No me extrañaría que ahora a raíz de la llegada a prensa del problema de un patrono agrícola de provincia que dedujo por décadas las cuotas laborales del seguro social a sus trabajadores y no hizo el pago de éstas y, seguramente tampoco pagó las cuotas patronales correspondientes, punta de iceberg, el llamado a la autodepuración surja de nuevo.

La mala práctica de no cumplir con las leyes es desde todo punto de vista condenable. Y en tanto eso de cumplir con todas las leyes no es algo que le sale natural a la mayoría de las personas, ni siquiera el cumplir con todas las 10 de orden moral contenidas en las Tablas, para ello se han creado mecanismos de coerción, cobro y castigo que por cierto consumen cuantiosos recursos, dentro del IGSS mismo, para vigilar y obligar a que se cumplan.

Por un lado entonces tenemos empresarios inescrupulosos y por el otro, necesariamente, a empleados, funcionarios y hasta dignatarios estatales inescrupulosos también que juntos encuentran la forma saltarse el cumplimiento de las leyes y, mientras se les descubre, convencidos de que no se les descubrirá jamás, la corrupción “beneficia” a todos los involucrados. Mafias. CIACS?

¿Cómo se autodepura un sector? Llamar a la autodepuración parece no comprender que el comportamiento de los miembros de una sociedad, independientemente del sector en que se desenvuelvan es algo individual. Ignora también que no existe organización sectorial alguna en Guatemala que tenga por miembros a todos sus integrantes. ¿Se podrá acaso autodepurar el sector de las organizaciones no gubernamentales para sacar del “gremio” a aquellas, pocas supongo, que no cumplen con sus fines o falsean los reportes financieros a donantes? ¿Qué pasaría si se le exigiera autodepuración al Colegio de Abogados de Guatemala? y ese si que por ley debe tener por miembros a todos los habilitados para ejercer la profesión.

Ni siquiera a una hermandad procesional integrada por devotos cargadores se le puede culpar de falta de depuración si uno de sus miembros, aparentemente pío, resulta envuelto en actos faltos a la moral y buenas costumbres.

Andrea Vides
Andrea Vides
Guatemalteca, periodista desde hace 7 años. Apasionada por la comunicación. @avides_vgt

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter