Opinion Agexport

El Director de SOFEX de AGEXPORT, Edgar Santos, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital República.GT.

Recientemente nos reunimos colegas del Colegio de Ingenieros de Guatemala, entre los puntos que surgieron era proponer proyectos que existen en otros países que podrían ayudar a que los guatemaltecos tengamos beneficios tangibles en proyectos de gobierno. Entre ellos está la implementación de una Guatemala sin papeles, es decir una iniciativa de gobierno donde por cada trámite que realicemos no se utilice papel, esto vendría a beneficiarnos mucho internamente y lo más importante, ser competitivos y eficientes.

Por ejemplo cuando se requiere hacer una licitación en el gobierno se piden muchos documentos, los cuales ya los tienen en sus diferentes instituciones, por ejemplo para presentar una licitación hay que entregar patentes, representación legal, solvencia de la SAT o constancias del IGSS, fotocopias del DPI del representante legal, etc. Toda esta información ya la posee el gobierno, simplemente con dar el NIT de la empresa e ingresar en un portal de compras se podría tener una interconexión entre los distintos sistemas del gobierno y tener todas las aprobaciones en digital, también podría bloquear la participación de las empresa que estén insolventes con sus impuestos, pago del seguro social o el representante legal tenga antecedentes penales o policiacos pendientes.  Con la tecnología actual se permitiría tener conectados en un solo lugar o bus de datos al RENAP, Registro mercantil, IGSS, SAT y el Ministerio de Gobernación, por lo que podríamos ser más eficientes. Todo esto se podría lograr con proyectos de cambio alineados a una estrategia de eficiencia gubernamental.

El primer paso para ejecutar estos proyectos innovadores, es el promover la eficiencia e implementar el alto desempeño en proyectos, esto se logra a través de combinar al menos 3 elementos; el primero es contar con una cartera de proyectos alineados a las estrategias que fueron planteadas, si los proyectos no están alineados a los objetivos estratégicos tienen una alta probabilidad de fracasar, por lo que antes de iniciar un proyecto se verifican los beneficios y el retorno de inversión que se tienen para el país.  El segundo punto es invertir en capacitación de los  empleados de gobierno, en buenas prácticas de administración de proyectos y definir un plan de carrera para que desarrollen competencias que les permitan ser más efectivos en lograr el triángulo equilátero mínimo que exige un proyecto (lograr los objetivos, en el tiempo y costos establecidos).

Como tercer punto invertir en crear estándares para la administración del proyecto basado en prácticas internacionales, esto facilitaría que las iniciativas que se presenten vayan alineadas a los objetivos de cada institución y evitar que las entidades lleguen a fin de año con baja ejecución presupuestaria que es indicador de bajo desempeño.   Al final es invertir para el largo plazo e ir creando capacidad en las entidades gubernamentales que trasciendan los 4 años de gobierno que para muchos proyectos de nación no son suficientes.  Estos pasos son necesarios para lograr las grandes metas que necesitamos como país y empezar a soñar en una Guatemala digital, ante todo eficiente y capaz de cumplir con las necesidades que la ciudadanía clama a mas no poder.

Edgar Santos
Edgar Santos
¿Te gustaría recibir las últimas noticias?
Suscríbete a nuestro Newsletter
Respetamos tu privacidad.