Opinion Agexport

La Gerente del Sector de Contact Center y BPO AGEXPORT, Ninoshka Linde, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital Perspectiva.

Luego de una semana de mucho trabajo, decidí consentirme a mí misma y en un momento de espontaneidad tomé marcha hacia unos de mis destinos locales favoritos, Antigua Guatemala.  Después de una búsqueda relativamente larga encontré un hotel boutique para hospedarme. La ocupación estaba alta, sigue siendo un destino favorito pensé; luego, me percaté que era un fin de semana previo al día de los enamorados; como no lo había pensado antes…


En una llamada que recibo mientras manejaba hacia mi destino argumenta “que la pasen bien, pero tengan cuidado ahora en la Antigua las mujeres ya no están seguras, no sé si ya escuchaste las noticias”.


En fin, estaba dispuesta a que nada arruinará mis planes y menos el mensaje de alerta que recién había escuchado, como iba a ser insegura una ciudad de turismo….

Con el despliegue del eclipse de luna y con el objetivo de aprovechar de la noche iluminada, inicié mi recorrido por la ciudad imbuida de color plata.  Disfruté de las delicias de Hector´s Bistro y continué mi recorrido, todo parecía inspirador, hasta que luego de unos pocos metros el cuadro comenzó a cambiar y la armonía pintoresca del lugar poco a poco a desvanecerse.  Paredes con grafiti, aceras con basura, fachadas sucias, y un aire mal oliente en las esquinas.  Mientras más avanzaba la escena se repetía con algunas variantes, indigentes en las calles, personas locales utilizando las aceras de mingitorio, y vendedores ambulantes utilizando las calles de basurero. ¿Cómo podía estar pasando esto, qué pensarán los extranjeros?

Luego de mi molestia, de la mezcla entre nostalgia, impotencia y enojo, recordé que hace unos pocos meses caminando del lado opuesto al que esta vez me encontraba, había tenido la impresión que, “la Antigua se estaba deteriorando de una manera acelerada”.  Una parte de mí no lo quiso aceptar del todo, pero en esta ocasión lo estaba confirmando.

La diferencia, esta vez, es que no me quedaría callada y aprovecharía este espacio para levantar una alerta y para tratar desde mi pequeña área de influencia, a que otros también se unan antes de que sea demasiado tarde y los daños sean irreversibles.


Las cosas que están en riego son diversas y no me alcanzaría a hacer un análisis exhaustivo, pero plantearé lo más obvio.


Antigua Guatemala es de los principales atractivos turísticos del país, brinda millones de dólares a la economía y apoya la imagen de Guatemala en el extranjero.  Se encuentra en el listado de las 5 Mejores Ciudades para Caminar en el Mundo y es una de las 5 principales ciudades turísticas de América Latina.  Es Monumento Nacional desde 1964 y en 1979 UNESCO la nombró Patrimonio de la Humanidad; por su importancia y tamaño, ha sido catalogada como una ciudad intermedia propicia para el desarrollo, Ciudad Turística en la propuesta presentada por FUNDESA en 2016.

Su valía ha sido reconocida desde hace muchos años, lo que propició que en 1969 se aprobará la Ley Protectora de La Ciudad de Antigua Guatemala, Decreto 60-69 con el propósito fomentar el cuidado, protección, restauración y conservación de los bienes situados en esta ciudad y en sus áreas circundantes, estableciendo la necesidad de  la formulación de un Plan Regulador,  delimitación del perímetro urbano colonial y la creación del Consejo Nacional para la Protección de Antigua Guatemala – CNPAG.

En cumplimiento a la Ley, en 1973 se aprobó el Plan Regulador, elaborado por el CNPAG. El documento plantea una visión de largo plazo (1973-1985) con cuatro etapas de ejecución.

En 2008 se crea el Reglamento del Plan de Ordenamiento Territorial (ROT) de Antigua Guatemala, el cual tiene alcance sobre los componentes urbano y rural, clasificando el territorio en áreas urbanizables, no urbanizables y de reserva.

El ROT plantea la ejecución de instrumentos específicos para el ordenamiento de los sectores, define su uso, lineamientos y criterios de diseño urbanístico. Establece, además, la conformación de un Consejo Consultivo y una Unidad Técnica, como entes de asesoría, consulta y apoyo técnico para su ejecución.

Sin embargo, luego de mi reciente experiencia y desde mi punto de vista, pareciera que dicho plan no está siendo ejecutado o que se ha quedado corto para lo que dicha ciudad necesita. La evidencia muestra que la Antigua Guatemala ha tenido crecimiento desarticulado y que las condiciones de la ciudad están poniendo en riesgo la conservación del patrimonio de Guatemala. 

¿Habrá alguna luz al final del camino o esta protesta se sumará a las otras tantas que los conciudadanos levantan sin más esperanza que lograr canalizar su frustración?  Yo quisiera creer que sí.

Según he tenido acceso a información, desde hace algunos años un grupo de empresarios en alianza estratégica con instituciones de gobierno y privadas han venido planteando la necesidad de concretar y poner en marcha un nuevo el Plan de Ordenamiento Territorial.  Este hoy necesita ejecutarse como un plan de urgencia y no de prevención, debe iniciar con acciones concretas de re saneamiento, limpieza, ordenamiento vial y seguridad.

Espero que desde el gobierno PRONACOM (Programa Nacional de Competitividad) institución que tiene a su cargo el “empujar” el proyecto, encuentre el apoyo y los medios indicados para hacerlo de una forma eficiente, logrando concretar las alianzas estratégicas con el gobierno municipal y los consejos consultivos.

Que FUNDESA (Fundación para el Desarrollo de Guatemala) quien tiene el liderazgo el plan de desarrollo de ciudades intermedias, sea el apoyo clave y el catalizador estratégico para que Antigua Guatemala, patrimonio de la humanidad, y de los guatemaltecos sea rescatada a tiempo.

Andrea Vides
Andrea Vides
Guatemalteca, periodista desde hace 7 años. Apasionada por la comunicación. @avides_vgt
  • Etiquetas:

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter