Impacto Rural

El equipo de la División de Desarrollo de AGEXPORT con el propósito de incrementar la productividad de los encadenamientos de Quiché, Totonicapán y Quetzaltenango, realizó este 27 de agosto de 2014, una reunión con representantes de la Corporación Educativa para el Desarrollo Costarricense (CEDECO) en donde se acordó transferir la tecnología de plantas de abonos orgánicos (Biofábricas), la cual será aplicada por AGEXPORT en las parcelas de los pequeños productores en el marco del Proyecto de Cadenas de Valor Rural (RVCP, por sus siglas en inglés) de USAID/AGEXPORT y del Instituto Humanista de Holanda (HIVOS).

 Dicha tecnología que se ha desarrollado después de más de cinco años de investigación, análisis e implementación en organizaciones de pequeños productores en Centroamérica, incrementará la productividad de los pequeños productores con base en nuevas estrategias de abonamiento, que además contribuyan a mitigar los efectos del cambio climático. La misma consiste en la producción de fuentes de nutrientes orgánicos tanto líquidos como sólidos para ser utilizados en sistemas productivos.

 De acuerdo con los representantes de CEDECO las aboneras sólidas aprovechan materias primas de carácter orgánico, por lo general derivadas de procesos agrícolas o agroindustriales como estiércol, bagazo de caña, cascarilla de café, entre otros, luego se fermentan y homogenizan, para que de su descomposición final en el suelo de fincas agrícolas, pongan a disposición los nutrientes.

 Mientras que las aboneras líquidas conocidas también como Bioles o Biofermentos, se basan en la fermentación de sustancias orgánicas y complementos inorgánicos, para aspersión foliar, así como para el suelo en cultivos agrícolas.

default (2)

Andrea Vides
Andrea Vides
Guatemalteca, periodista desde hace 7 años. Apasionada por la comunicación. @avides_vgt

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter