Impacto Rural

El Comité de Ajonjolí de AGEXPORT ha logrado posicionar a Guatemala en el mercado internacional de esta semilla y, de esa cuenta este Comité proyectó para el 2014 una venta de 400 mil quintales de semilla de ajonjolí es decir, un ingreso al país de US$ 58.9 millones por exportación de dicho producto.

Uno de los aspectos en los que el Comité de Ajonjolí se ha enfocado es en las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA´s), por ser el ajonjolí un alimento que debe estar libre de contaminantes biológicos (enfermedades intestinales, incluso la muerte), físicos (como pelos, piedras, etc.) y químicos (cloro o insecticida).

En ese sentido, los exportadores del grano están promoviendo una producción más limpia minimizando los riesgos de contaminación, además de respetar el ecosistema y cuidar la salud tanto de los trabajadores como de consumidores.

A continuación, el Comité exportador da una serie de recomendaciones de las BPA´s, para la producción y cosecha del grano.

1. Suelo y ubicación adecuados: no sembrar en terrenos que se presume estén contaminados, conocer las condiciones de fertilidad del suelo por medio de un análisis de suelos en un laboratorio así como realizar una mínima labranza evitando la erosión y compactación del terreno.

2. Clima y Suelo: la altura apropiada para sembrar el ajonjolí va de los 0 a 700 metros sobre el nivel del mar, además la parcela debe estar libre de plásticos, basura inorgánica, entre otros.

3. Siembra: se debe preferir la semilla certificada sobre la semilla común, además debe ser tratada y utilizada por completo, en caso de no utilizar la semilla tratada lo mejor será la destrucción de la misma debido a que significa un riesgo muy alto para la familia del agricultor así como para el nuevo  ajonjolí.

4. Control de enfermedades: es importante consultar con el técnico o representante de las empresas exportadoras, sobre los plaguicidas permitidos y las dosis adecuadas.

5. Fertilización: el ajonjolí prospera muy bien en suelos sueltos, profundos, drenados y fértiles, por lo que se recomienda el uso de materia orgánica. De esa cuenta se recomienda en la fase de inicio una fertilización completa en fósforo, la cual ayudará a desarrollar y estimular el sistema radicular de la planta.

Además en un programa de Buenas Prácticas  Agrícolas no está permitido el uso de orines de animales, u otras sustancias en ninguna preparación.

6. Fecha de aplicación: para  la aplicación de fertilizante se debe dividir en secciones la parcela, además de identificar el tipo de agro insumo (fertilizante, plaguicida, corrector de pH, entre otros)

7. Cosecha: esta etapa es de suma importancia debido a que los alimentos cosechados se pueden contaminar, en el caso del ajonjolí no se debe fumigar la parva de ajonjolí en el campo, esto contamina el grano, y luego ya no será apto para el consumo humano.

Está prohibido fumar, comer o beber durante la cosecha, además se debe contar con estaciones de lavamanos y servicios higiénicos, los agricultores deben tomar en cuenta que los productos cosechados, deben ser colocados a la sombra y lejos de animales, fertilizantes y agroquímicos entre otros.

8. Transporte: al momento de transportar el ajonjolí se debe asegurar que el vehículo esté limpio y solo llevar ajonjolí cosechado, no se debe permitir que se lleve al mismo tiempo fertilizantes, abonos orgánicos, ente otros.

9.Capacitación:  respecto a la ropa y equipo de protección personal es necesario que cuando se aplican agroquímicos se debe utilizar: botas y guantes de hule, gabachas, mascarilla, ropa resistente al agua, y lentes protectores de ojos.

 10. Gestión de Residuos: la parcela debe contar con lugares designados para la eliminación de residuos y desperdicios, además de mantener limpios los campos y las instalaciones libres de basura y residuos para evitar la proliferación de plagas y enfermedades.

 11. Desperdicios peligrosos: las acciones deben conservar y proteger el medio ambiente, respetando la flora y fauna de la zona, de esa forma se apoya a la agricultura sostenible.

Es importante aplicar las BPA´s ya que genera una mayor oportunidad de acceso a mercados nacionales e internacionales. Además permite mejorar la administración de las parcelas en cuanto al  control del personal, insumos, entre otros. De esta cuenta, aumenta la competitividad debido a que se reducen costos (horas de trabajo, menores pérdidas de insumos).

El cultivo de ajonjolí, es una opción de ingreso económicos para  más de 15 mil pequeños productores de la zona costera en los departamentos de San Marcos, Quetzaltenango, Retalhuleu, Suchitepéquez, Escuintla y Santa Rosa.

 

Andrea Vides
Andrea Vides
Guatemalteca, periodista desde hace 8 años. Apasionada por la comunicación. @avides_vgt

Te gustaría recibir las últimas noticias del Sector Exportador guatemalteco, Suscríbete a nuestro Newsletter