Productores de Momostenango implementan tecnologías para aumentar su producción

Productores de Momostenango implementan tecnologías para aumentar su producción

Luego de 15 años de éxito en la producción de vegetales, aprovechando el agua de lluvia para producir, en el 2015 los productores de la Asociación de Desarrollo Integral Nueva Alianza (ADINA), ubicada en Momostenango, vieron el impacto de los efectos del cambio climático en sus cultivos, derivado de una disminución considerable de precipitación pluvial, ya que esta región se encuentra ubicada en un área altamente vulnerable a las sequías, según la clasificación del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología de Guatemala (INSIVUMEH).

En el marco del Proyecto de Cadenas de Valor Rurales (RVCP por sus siglas en inglés) de USAID/AGEXPORT, desde hace 3 años formó un encadenamiento empresarial para apoyar a la asociación, proporcionando asesoría técnica especializada e implementando tecnología de riego innovadora, con utilización de energía renovable, limpia, ecológica y de bajo costo de operación y mantenimiento, esfuerzo al cual se unió  la Asociación de la Iglesia de los Santos de los Últimos días de la comunidad.

Estamos seguros que con la implementación del sistema de riego y la implementación de otras tecnologías de adaptación al cambio climático, podremos nuevamente estar en el mercado de vegetales de comercialización a gran escala ya sea de mercados nacionales o internacionales; ya que nuestra mayor ventaja es la voluntad y la disposición de nuestros asociados en trabajar fuertemente. Indicó el socio líder de ADINA, Julián Ixcoy.

Debido a la reducción de la producción por los efectos del cambio climático, sus relaciones comerciales también se vieron afectadas, pero gracias a la intervención del RVCP, ahora los productores  han empezado a ver los frutos de las implementaciones de tecnología y la asesoría técnica especializada, tanto a nivel de campo, administrativo y comercial, reactivando de esta manera, la economía de las familias, que además de la siembra de ejote francés, ahora producen tomate en ambiente protegido con riego por goteo, registrando  ventas que sobrepasan los Q60 mil quetzales.

De igual manera, el riego beneficia a la familias en la producción de hortalizas de alto valor nutritivo, en huertos familiares, lo que contribuye a una mejor nutrición de los miembros de las familias.

La actividad agrícola en el interior del país requiere de una profunda transformación, que debe promoverse e implementarse conjuntamente con todos los actores que intervienen en la cadena hortícola. Los cambios en el comportamiento del clima hacen que los pequeños productores del área rural sean más vulnerables económicamente aumentando la pobreza y la inseguridad alimentaria. ADINA ha sido un ejemplo de cómo adaptarse y enfrentar las inclemencias del tiempo iniciando nuevamente su proceso de crecimiento, permitiéndoles adquirir ingresos para el beneficio de sus familias. Resaltó la Especialista de negocios para el RVCP, Irma Rojas.

Recuadro: ADINA está conformada por 50 productores y productoras de vegetales, sus socios son originarios del paraje Paxmmaramac, Aldea Patulup, Momostenango. La organización nace hace 17 años con el propósito de producir coordinadamente productos de comercialización, principalmente ejote francés y arveja china de exportación, y de esa manera buscan el desarrollo socioeconómico de las familias.

 

Compartir nota:
Email this to someonePrint this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>