Me duele Petén

Me duele Petén

El Director de la Comisión de Turismo Sostenible  de AGEXPORT, Alfonso Muralles, presenta su columna de opinión publicada en el medio digital República.GT

Otra fuente de información temprana, no académica, fueron los sellos.  Las estampillas de correo.  Y me llamó la atención una serie de sellos emitidos en la segunda mitad de la década de 1940’s, de los tiempos del Doctor Arévalo, en la que se mostraba la fundación de la Colonia Agrícola Poptún, como prueba de la voluntad y decisión gubernamental de colonizar y hacer agrícolamente productivo al Petén, yendo más allá de la extracción forestal.  Años más tarde se le miraría al Petén como el granero de Centro América y el FYDEP (Fomento y Desarrollo de El Petén) distribuiría parcelas de 15 caballerías.

La migración campesina a Petén se estimula y la frontera agrícola se corre día a día.  Una región con vocación forestal y no agrícola, por su suelo kárstico de poca capa fértil, se iría deforestando y deteriorando al pretender hacerle productor del maíz agotador de suelos en áreas que irían transformando después de ganadería extensiva y que hoy se utilizan para la palmicultura.

Afortunadamente Petén es también el lugar en dónde se encuentran maravillosos sitios arqueológicos mayas y su atractivo turístico le concede la oportunidad del desarrollo de fuentes de trabajo en turismo.  Afortunadamente también se creará el Parque Nacional Tikal con sus 500 kilómetros cuadrados y más tarde se crearán otros parque y reservas naturales, la mayoría dentro de la Reserva de Biosfera Maya.

Pero su ubicación privilegiada con fronteras, selva y ríos, y la escasa presencia del estado, serán también el acicate para convertirlo en ruta de comercio ilegal de ….  todo!  De artefactos producto de la depredación arqueológica,  se animales en peligro de extinción,  de drogas en tránsito en un sentido y efectivo en el otro, de migrantes en la búsqueda de ir más al norte.

Los incendios provocados dan dolor.  A la naturaleza que se destruye le tomará su tiempo regenerar, si se le deja en paz.  La naturaleza también pide justicia.  También pide paz.

Compartir nota:
Email this to someonePrint this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>